martes, 15 de diciembre de 2015

STAR WARS, nueva vuelta de tuerca, desmontando un mito

Desmontando Star Wars

¿Te gusta Star Wars? Si no has visto las películas te recomiendo que no lo leas. Si tu respuesta es un sí, léelo y míralas de nuevo, para poderlas ver con nuevos ojos. Una oportunidad única de redescubrir una saga con la que han crecido y soñado varias generaciones. Una vuelta de tuerca, con mucho humor y mala leche, a una historia conocida prácticamente por todos.

En ocasiones, cuando una historia cuenta con suficiente trasfondo y referencias, trasciende de la simple ficción y acaba convirtiéndose en objeto de estudio. Este podría ser el caso de la Guerra de las Galaxias, convertida en fenómeno social desde el estreno de la primera película en 1977 (con gente que ha fundado hasta una religión, el jedismo) y que estrena nueva película el 18 de diciembre de 2015 (la séptima).

Para la realización de estas películas, George Lucas (el padre de la saga) se inspiró en múltiples elementos como lo son: el papel opresor de los imperios, el auge del fascismo y la destrucción de la democracia, los samuráis, elementos filosóficos del taoísmo y del budismo, o la caída y persecución de los miembros de la Orden de los caballeros Templarios. Como vemos, son muchas las ideas que se van entremezclando en este macro-cuento que es “Star Wars”.

Lo curioso de todo ello son las teorías y los análisis que han ido apareciendo cada año (y lo siguen haciendo). Desde manuales que analizan la moralidad y la psicología de los personajes, hasta la aparente religiosidad de los mismos, sistemas económicos o defensa de los valores de cada uno de los bandos que se enfrentan en esta saga. Son varios los puntos en los que me voy a detener en base a los siguientes artículos (omito los títulos para no adelantar acontecimientos): un artículo de 2002, escrito por Jonhatan V. Last para “Weekly Standard; un artículo de Sonny Bunch de 2015 para “Washington Post”; un artículo de Confortably Smug para “Decider”; y  información que circula por “Reddit”. Para ello solo se sirven de la información contenida en las películas.

En primer lugar debe hablarse del problema de la República Galáctica, controlada por un Senado que representa a miles de planetas, todo ello dirigido por un Canciller elegido democráticamente, pero con un poder muy limitado. Además la corrupción está generalizada y la burocracia asfixia al sistema. Esto se traduce en una inoperatividad hasta el punto de no poder impedir las agresiones entre miembros de la propia República.

Esta República Galáctica no cuenta con una fuerza permanente para el mantenimiento de la paz (un ejército, vamos). Solo cuentan con la ayuda de un grupo de guerreros, los caballeros Jedi, que son una fuerza autónoma que en ocasiones colaboran con el Senado para evitar conflictos. Pero el número de caballeros es muy bajo (son apenas unos miles) lo que impide garantizar la seguridad de los planetas de la República.
Los caballeros Jedi son presentados como grandes héroes. Son parte de una combinación de movimiento religioso y aparente milicia democrática, cuya filosofía cree en un concepto denominado “la fuerza”: una energía mística de la que proviene su poder y que les permite desarrollar una serie de habilidades tales como telekinesis o potenciar sus habilidades físicas. Existe un movimiento contrario y presentado como maligno conocido como Sith. Por medio de este culto, los Jedi intentan adoctrinar al pueblo y fomentar el uso de la fuerza, esa energía que estaría al alcance de cualquier adepto correctamente entrenado, lo que sería perfecto sino fuese porque es completamente falso.

La fuerza no está al alcance de cualquiera, por mucho entrenamiento y estudio que se tenga. La capacidad para manipular la fuerza no depende de habilidad, sino de unos microorganismos simbióticos llamados “midiclorianos” (como se explica en la película de la “Amenaza fantasma”) que se encuentran en el flujo sanguíneo de algunas personas (lo que estaría asociado a su carga genética). Por lo tanto la Orden de los caballeros Jedi no es una milicia democrática, sino un grupo nobiliario. Un lobby cuyo acceso queda limitado a la tenencia o no de midiclorianos en la sangre.

Será este el punto decisivo para la admisión a tan selecto grupo de un personaje que se convertirá en clave para esta historia: Anakin Skywalker, futuro Darth Vader, un niño esclavo (contradicción el que exista esclavitud en un sistema democrático) “el elegido” que devolverá el equilibrio a la fuerza. Debe mencionarse que el encuentro con él no habría sido posible sin otro personaje que es odiado por la gran mayoría: Jar Jar Binks, una especie de anfibio humanoide, que es presentado como un completo idiota, pero ¿lo es realmente?

Son varios los momentos que hacen sospechar que podríamos encontrarnos ante una teoría plausible: Jar Jar es un Sith. En primer lugar exhibe destrezas físicas que ningún otro miembro de su especie parece poseer (ejecutando un salto antes de sumergirse en el agua) o simplemente desembarazándose de varios androides enemigos de una manera que aparenta ser cobardía pero que podría ser perfectamente un estilo de lucha similar a la del “luchador borracho”. Por otra parte parece tener de cierta habilidad de control mental, pues constantemente mueves las manos de una manera “peculiar” como si estuviese realizando alguna clase de truco para embaucar (como se vería en la película “Una nueva esperanza” por parte de Obi Wan Kenobi). Esto podría ser achacable a la buena suerte, pero de manera tan habitual parece ser difícilmente creíble (además esos ojos amarillos que tiene como todo buen Sith, deja abierto el hueco a la imaginación).

En el “Ataque de los clones”, aparece un renegado caballero Jedi, el Conde Dooku, otro conspirador clave en la saga. Lidera un movimiento secesionista de planetas, que desembocará en una guerra galáctica, la cual servirá de excusa para el establecimiento de un ejército permanente de la República: el ejército clon, el cual había sido encargado por él diez años antes a un poderoso planeta industrial. Además este ejército será clave para la caída de la República y de la orden los caballeros Jedi.

Volviendo a Jar Jar, son muchos los detractores de este personaje, considerado por  la mayoría como un payaso, pero lo cierto es que es decisivo para la historia, pues gracias a él se establece contacto con Anakin Skywalker (futuro Darth Vader, encargado de minar la orden Jedi desde dentro) y facilita el acceso del senador Palpatine, quien ya era Canciller, al pooder absoluto mediante el discurso de Jar Jar ante el Senado, gracias a lo cual se convierte en Emperador. Por lo tanto ¿es realmente un idiota o una de las mentes maestras detrás de la caída de la República?

Tras asistir al fin de la vieja República en “La venganza de los Sith” con la ejecución de la Orden 66, que supone la erradicación de los Jedi y su cacería a través de la galaxia, de la creación del Imperio galáctico no se explica nada, ni de la transición entre ambos modelos. Lo único que sabemos es que Palpatine se vuelve un dictador tras la abolición del Senado, pues solo él ostenta el poder, contando con Darth Vader como su mano derecha y ayudado de subalternos (una suerte de aristocracia militar). Merece la pena destacar como el Imperio fomenta la meritocracia. La sustitución de los antiguos clones por nuevos reclutas de toda clase y condición favorece el acceso a las instituciones (esto se ve con algunos ascensos que suceden durante la saga, o con el propio Han Solo, de quien se hablará más adelante, quien adquiere su formación de piloto gracias a las academias imperiales).

Pero más allá del intento de estabilidad mediante las continuas patrullas de soldados imperiales a través de la galaxia, que se limitan a cumplir con su labor coercitiva (como cualquier Estado) con el control sobre los territorios (lo que da a entender que presumiblemente se lleva a cabo alguna labor recolectora de impuestos) y la lucha contra el crimen organizado (como por ejemplo como se ve contra los grupos de Hutt) no parece que por lo demás esto se traduzca en efectos reales sobre el ciudadano de a pie (se desconocen campos claves como son la educación y la sanidad dentro del Imperio).

En este contexto surge el movimiento extremista, como se explicará posteriormente, conocido como “Alianza Rebelde”, que podría considerarse un grupo terrorista, entre cuyos líderes se mezclan el fanatismo religioso, narcotraficantes y familiares de poderosos cargos imperiales, lo que resta credibilidad al movimiento. Este grupo, del que se desconoce su origen, financiación y motivación real, más allá de considerar al Imperio como una fuerza opresora y brutal, no indican nada acerca de cuáles son sus ideales políticos, ni que pretenden una vez hayan acabado con él.

Es cierto que el Imperio se sirve de cazadores de recompensa, pero todo ello dentro lo que se podría considerar el terreno de guerra sucia contra el terrorismo. Ciertamente el acto más destructivo llevado a cabo por el Imperio es la destrucción del planeta Alderaan, pero todo ello en un intento de acabar con la rebelión mediante una muestra de su poder, en lo que se consideraría un “menor mal”. Comencemos explicando cada uno de sus líderes y el por qué dicha decisión podría ser considerada como un menor mal.

En primer lugar nos encontramos con la princesa Leia Organa, hija de Darth Vader (aunque parece que ambos lo ignoran) quien es capturada eficazmente por un grupo de soldados imperiales liderados por su padre. Ella se encontraba en lo que denomina una misión diplomática, cuando realmente está desarrollando una actividad de espionaje al trasladar los planos de la nueva estación espacial del Imperio denominada “Estrella de la muerte” para ponerlo en conocimiento de los rebeldes. Poco antes de ser hecha prisionera, encripta en un androide dicha información y se la envía a un antiguo Jedi, Obi Wan Kenobi, mentor de su padre también, que se encuentra en el planeta Tatooine. Por todo ello, cuando declara que Alderaan es un planeta pacífico (dentro de un interrogatorio mantenido con las autoridades, quienes intentan descubrir el centro de operaciones del grupo rebelde) indicando además que no cuenta con armas ¿no podría ser claramente otra mentira dentro de su actitud colaboracionista con los rebeldes?

Esto implicaría que Alderaan es por tanto un objetivo militar legítimo y argumentaría su destrucción en el marco de las operaciones de lucha contra este grupo. Las opciones previas que se barajarían ante un supuesto de similares características serían las siguientes: invadir el planeta, depurar los colaboracionistas y sustituirles por gobernantes leales al imperio. Esto habría supuesto un ingente envío masivo de tropas, sin llegar a garantizar el éxito contra un movimiento que se sirve de la lucha de guerrillas y que podría haberse expandido, desestabilizando la zona, y traduciéndose en la pérdida de millones de vidas. Todo ello sería el motivo por el cual se adopta la decisión de destruir Alderaan.

Volviendo al desértico planeta Tatooine, será aquí donde aparezca otro personaje clave en esta historia: Luke Skywalker (casualmente hijo también de Darth Vader). A través de las películas vemos cómo pasa de ser un granjero, viviendo una vida tranquila junto a sus tíos, hasta convertirse en todo un terrorista fanatizado (asesinando a miles de personas con la destrucción de la Estrella de la muerte, asesinando a su parte tras haberle mutilado previamente y llegando a tener una relación incestuosa con su hermana).

Luke vive al cuidado de sus tíos, creyendo que es huérfano, y sin contar con muchos amigos. Sueña con tener más edad para enrolarse en las fuerzas imperiales y salir de la granja, donde lleva una vida insípida y sin aspiraciones, lo cual no parece reportarle ninguna satisfacción. Por ello se entiende que el Imperio para él es una forma de alcanzar estabilidad en su vida. Todo cambiará radicalmente con la compra de unos androides (los que había mandado Leia) que le harán entrar en contacto con Obi Wan Kenobi.

Tras una serie de infortunados acontecimientos, como lo es la muerte de sus tíos a manos de tropas imperiales, mientras están buscando los androides que contienen los planos de la estación espacial (en lo que podría considerarse un daño colateral de dicha acción) Luke, quien se encuentra en estado de shock tras encontrar los cuerpos carbonizados, se entrega a las enseñanzas de Obi Wan, quien le indica que debe dejar todo atrás, conduciéndole al movimiento rebelde y guiándole en las enseñanzas de la fuerza así como en el uso de diferentes tipos de armamento. Para ello contactarán en el puerto de Mos Eisley, con otro personaje que terminará siendo uno de los cabecillas de la rebelión: Han Solo, un antiguo piloto imperial reconvertido en contrabandista/narcotraficante, a las órdenes de un esclavista (Jabba el Hutt)

El culmen de la conversión de Luke es cuando en el transcurso del duelo mantenido entre Darth Vader y Obi Wan a bordo de la Estrella de la muerte, este último, al ver que es observado por Luke, decide inmolarse al considerar que se trata de una oportunidad única que servirá de inspiración para la plena radicalización de Luke, quien lo verá como un martir. Se habla mucho de lo ineficaces que son los soldados imperiales y de su mala puntería, pero realmente lo que pretenden cuando les disparan no es acabar con ellos sino simplemente capturarles (es el propio Obi Wan quien habla de la puntería de dicha tropa por lo que resulta evidente cual eran la intención real)

En cuanto a la fanatización de Luke, la prueba más evidente es la destrucción de la Estrella de la muerte, aniquilando a todo aquel que se encontraba en ella (lo que incluye al personal no militar que estuviese en las instalaciones). Además tras estos hechos, continuará su adiestramiento en el planeta Dagobah de la mano del místico Yoda, quien le ayudará a profundizar más en su entrenamiento físico como en su educación moral, en una actividad de reacondicionamiento mental (o lavado de cerebro) lo que explicaría su transformación de ser un joven tímido y sonriente a una persona oscura, taciturna y que no duda a la hora de matar (como hace con toda la tripulación de la nave de Jabba el Hutt o con su padre). Debe indicarse que Darth Vader lucha hasta el final por intentar reconvertir a su hijo e implantar una monarquía galáctica tras derrocar al Emperador, aunque finalmente fracasa.

Por último hay que indicar que la Alianza Rebelde logra derrocar al Imperio. Después de la rebelión, con la destrucción de la segunda estación espacial imperial, debe entenderse que con la desaparición de las estructuras de poder se establece un estado de absoluto caos y anarquía como si de una especie de Somalia galáctica se tratase, en la que múltiples facciones lideradas por señores de la guerra luchan entre sí por el poder. Dicho todo esto cabe preguntarnos ¿Quiénes son los buenos y los malos realmente? ¿Qué sucede a continuación? Todo ello nos lo contestará J.J. Abrahams. Para ello tendremos que esperar al 18 de diciembre con la nueva película de la saga.


THE RADICALIZATION OF LUKE SKYWALKER: A JEDI´S PATH TO JIHAD

http://decider.com/2015/12/11/the-radicalization-of-luke-skywalker-a-jedis-path-to-jihad/

The destruction of Alderaan was completely justified

The Case for the Empire-. Everything you think you know about Star Wars is wrong.


Jar Jar is a Sith

https://www.reddit.com/comments/3qvj6w

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La gran fuga de Ken Allen: El ejemplo del fugitivo que todos llevamos dentro


No sabemos por qué pero las huidas son siempre atrayentes. Solo hay que ver en periodos de puentes y vacaciones en general, con esas escapadas masivas de aquellos que toman las de Villadiego, que con rumbo o sin él se van “a cualquier otra parte”. Y es que quizás ese afán de fugarse sea una necesidad vital bajo el sentir preso  tras los barrotes de lo cotidiano. No es extraño que alguno crea que la forma de cambiarlo sea la de mirarse al espejo y verse como una suerte de Steve Mcqueen a la carrera, a lomos de la moto de turno, cruzando la carretera como si fuesen los Alpes y con los alemanes pisando los talones, o simplemente de caminatas a lo “Doctor Kimble”.

¿Quién no ha visto “La gran evasión”? ¿”Evasión o victoria”? ¿”Evasión en la granja”? y es que si somos sinceros, al final todo se resume en eso: evadirse. Desde “Prison break”, pasando por “Alcatraz” o las fugas de Don Eleuterio Sánchez (más conocido como el Lute y que dieron para hacer dos películas “Camina o revienta” y “Mañana seré libre”) son muchos los momentos en que el séptimo arte ha tocado el tema con mayor o menor acierto. Realidad o ficción, aunque algunas sean comedias, no olvidemos que tras la fuga se encuentra el drama del ser encerrado que ansía la libertad.

En esta ocasión quiero hablar de un escapista célebre, desconocido para el público general. Ken Allen es el nombre de nuestro protagonista, un simpático pelirrojo, nacido preso en San Diego (EEUU) en 1971. Preso como sus padres, nativos originarios de Borneo conocidos como “gentes de la selva” que llegaron al país, náufragos de un éxodo generalizado que sufre su grupo desde hace décadas huyendo de la destrucción de su entorno. Y por ello sus ahora descendientes también son presos y todo por un crimen que nunca cometieron.

Desde pequeño Kenny (como era llamado cariñosamente) bajo sus mechones rojizos mostró un carácter amigable y pacifista, así como bastante inteligencia, que demostró con su capacidad para evadirse (llegó a fugarse en tres ocasiones del lugar en que se encontraba cautivo) hecho que le hizo ser conocido como el “Houdini peludo”, llegando a contar con un numeroso club de fans e incluso llegando a inspirar una canción titulada “La balada de Ken Allen”.

Alguno a estas alturas del relato estará pensando ¿Cómo un represaliado étnico, que ha vivido preso desde su nacimiento, ha protagonizado tres fugas, tenía un club de fans, dio origen a una canción y yo no he oído hablar de él? y lo que es peor ¿Cómo es que no hay una película de su vida? Pues sencillamente querido lector la razón es que porque Ken Allen no estaba ni en el célebre “Stalag Luft III” ni en la penitenciaría Estatal Fox River, sino en el zoo de San Diego. Y bueno, porque Ken Allen, pese a tener ese nombre y compartir el 97% de ADN de cualquiera de ustedes, era un simpático pongo (un orangután vamos) que gozó de una fama similar a la que tuvo nuestro gorila “copito de nieve” en España.

En los años ochenta, en concreto en 1985, cuando tenía 15 años de edad y quizás influenciado tras el visionado de la mítica “Acorralado” de Sylvester Stallone (estrenada el año antes) se hizo famoso al protagonizar tres fugas (13 de Junio, 29 de Julio y 13 de Agosto respectivamente). Como indicaron sus cuidadores, nunca se mostró violento y durante sus escapadas solo se dedicó a pasear tranquilamente por el parque, viendo al resto de animales y sin importarle el ser reconducido a su recinto de nuevo tras la fuga de turno. Pese a todo, intrigados y preocupados por tanto ir y venir de Ken, empezaron a esforzarse por descubrir cómo se la ingeniaba para salir del recinto haciendo turnos “como simples turistas” y finalmente contratando expertos en escalada para eliminar cualquier posible punto de agarre que pudiese haber en las paredes (se descubrió que era un soporte para manguera lo que le permitía conseguir el impulso suficiente para salir).

El personal del zoo se dio cuenta que Ken disfrutaba de aquellas huidas por el propio desafío que suponía el realizarlas. Como indicó el psiquiatra Dennis Gersten “lo irónico de todo esto es que en realidad no quiere irse. Escapa, pero realmente no va a ninguna parte”. Pese a su talante pacífico, alarmados por tanta salida, decidieron introducir a cuatro hembras en su recinto a fin de calmar los impulsos del peludo escapista (y parece que funcionó) aunque posteriormente otros “compañeros de celda”, llamados Kumang y Jane (así se llamaban) siguieron sus andanzas.

Lo cierto es que este arte escapista no es exclusivo de los orangutanes (pese a que sin ir más lejos, este año hubo otra fuga en el zoo de Melbourne) pues todos hemos visto u oído de fugas de toda clase de animales, aunque si nos centramos en los grandes simios, tanto gorilas como chimpancés (sin hablar de los bonobos) han protagonizado sus propias aventuras. De entre los gorilas quizás la más famosa sea una hembra llamada Evelyn, del zoo  de Los Ángeles (EEUU) que logró salir del recinto en al menos cuatro ocasiones. Pero si hablamos de espectacularidad, ese mérito de los llevan los chimpancés. Por ejemplo en el zoo de Hanover en 2012 escaparon cinco ejemplares tras fabricar una escalera con ramas de árboles (aunque cuatro de ellos regresaron voluntariamente, quizás desilusionados de ver lo que había al otro lado era bastante menos interesante que lo que conocían). El caso con más repercusión fue en 2009 en el zoo de Chester (Reino Unido) cuando se escaparon 30 chimpancés al unísono, obligando a evacuar el zoo.

Y aquí terminaría este recopilatorio de anécdotas escapistas sino fuera por el hecho de que se prevé que en unos veinte años los orangutanes estarán extintos en estado salvaje a causa de la deforestación y las plantaciones de aceite de palma. No parecen correr mejor suerte los chimpancés (estimaciones los sitúan en torno a los 250.000 ejemplares) bonobos (50.000 ejemplares) y gorilas (sumando todas las subespecies serían unos 120.000 ejemplares).

El futuro del orangután es cuanto menos incierto, con una población que se ha visto reducida a la mitad en los últimos cuarenta años (en la actualidad, sumando la variante de Sumatra y de Borneo, se estima que hay unos 62.100 ejemplares) parece que los que sobrevivan serán condenados a otra nueva vida entre rejas.

Ken Allen murió en el año 2000 (entre las mismas paredes que le vieron nacer) con  29 años y tras haber estado luchando contra el cáncer, pero su espíritu escapista aún vive. Fue el ejemplo de esa necesidad que todos llevamos dentro de escapar, aunque sea por unos momentos. De la rebeldía orientada a marchar con nuestras ilusiones y sueños a “cualquier otra parte”. El sueño de la libertad.

D.E.P. Ken


lunes, 20 de abril de 2015

El Bundling

La palabra inglesa “Bundling” se refiere a la estrategia llevada a cabo por algunos productores de vender sus productos en forma de paquetes o conjuntos a un precio que es más barato que el coste total de comprar los productos por separado. Por ejemplo un ordenador es un “Bundle” (lote) compuesto por muchos componentes, o una revista es un paquete compuesto por artículos.

Esto en principio sería la respuesta más acertada si preguntamos a alguien que tenga conocimientos de marketing o economía pero ¿que más se entiende por Bundling? En esta entrada me voy a referir a una práctica anterior a la descrita previamente y no ligada al ámbito económico más allá de las bromas.

Cama para practicar Bundling
Si nos dirigimos a un diccionario sobre sexualidad veremos que el Bundling proviene del inglés "bundle up", que significa abrigarse, y es descrito como la práctica por la cual una pareja duerme vestida en la misma cama, sin mantener relaciones sexuales, con el fin de excitarse. Podemos decir por tanto que el bundling es un peldaño anterior al "Petting" o el magreo de toda la vida.

Ejemplo gráfico de "Queensten"
Esta practica tiene su origen en las antiguas Holanda (conocida como "queensten"), Reino Unido (el Diccionario de Oxford en 1781 ya recogía su definición) y Alemania, siendo exportada con el tiempo a las Colonias americanas, donde fue practicada principalmente en Pennsylvania y Nueva Inglaterra (en Nueva York se conocía esta actividad como "questing"). Lo que se pretendía con esta actividad era que durante la etapa del cortejo los jóvenes gozasen de momentos de intimidad sin llegar a producirse encuentros sexuales. Para ello la pareja de enamorados se metía cada uno en un saco que era cerrado a la altura del cuello y que como mucho les permitía dormir abrazados, que en aquellos tiempos de puritanismo ya era algo (debe indicarse que en principio esta actividad solo estaba ligada al invierno). 


En la cama con una mujer, separado por un tablón y con dos personas mirando. ¡Eso si era intimidad!

Otra opción era dormir en la misma cama separados por una tabla de madera, con tabla adicional para la mitad inferior de la mujer, o la mujer tapada por la manta y el hombre destapado. La peor de todas era cuando dormía un tercero, como por ejemplo un cura, un oficial del ejército o un médico entre la pareja, a fin de evitar las posibles tentaciones. Y para darle publicidad al encuentro la madre de la hija solía colocar una vela en la ventana de la habitación donde se encontraba reunida la pareja.

Maneras de practicar el Bundling
Al comienzo de la entrada decía que esta otra acepción del Bundling no estaba ligada al ámbito económico, pero lo cierto es que en los primeros tiempos de las Colonia americanas, bajo este término se conoció la costumbre practicada en algunas zonas rurales y pobres consistente en alquilar una cama para varias personas al mismo tiempo, debido a la escasez de camas con que contaban algunos hoteles. La escusa que servía de argumentación a dicha costumbre era que con el calor humano se ahorraba en leña al no tener que encender la chimenea. 

Esa era la cara que se te debía quedar al ver un tablero en la cama
Lo cierto es que la tradición fue desapareciendo paulatinamente hasta ser testimonial su practica a mediados del siglo XIX. En el siglo XX se duda de su supervivencia más allá de algunas comunidades Amish (esa gente que no usa botones en la ropa por considerarlos "modernos") y alguna anécdota suelta que recoge la prensa en la década de los años 60.

Libro de A. Monroe Aurand Jr. sobre el Bundling
Como anécdota diré que el actor Heath Ledger (conocido por su interpretación del Joker) protagonizó una escena de bundling (bastante graciosa si la veis entera) en la película "El Patriota" (de Mel Gibson) como podéis ver en el vídeo de más abajo.


lunes, 13 de abril de 2015

¿Qué es el amor?

¿Qué es el amor?

Hablar del amor es como intentar poner puertas al campo. Es un concepto que no necesita de explicación cuando se conoce y solo en una palabra abarca una graduación tendente a infinito de algo que no se puede clasificar.

Complejo y no sé hasta qué punto irracional es el amor cuando entra en conexión con la componente sexual.  El castellano es una lengua bastante rica, pero sorprende como para algo tan extenso como es el amor solo encontramos una única palabra. La RAE da numerosas acepciones a la palabra amor siendo sus primeras cuatro acepciones las siguientes:

1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

4. m. Tendencia a la unión sexual.

Lo cierto es que si te detienes a reflexionar sobre el contenido de estas acepciones podrías sacar las siguientes máximas:

1º. El amor es un sentimiento intenso y natural de atracción hacia otra persona que nos completa y nos da ganas de vivir.
2º. Parte del estado incompleto del ser, procura completarse por la reciprocidad en el deseo a la unión, con la entrega y el afecto.
3º. La máxima expresión del amor se alcanza en conjunto con la unión sexual.

¿Y qué es la amistad? ¿Es acaso la hermana pobre del amor? Si nos quedamos con las primeras dos máximas anteriores podríamos hablar de amistad verdadera y entonces ¿Cuál sería la diferencia del amor? Yo entiendo que donde hay amor hay también amistad, pero nunca a la inversa, y la diferencia radica en que la amistad es altruista y el amor es egoísta. El amor va más allá y trasciende, siendo algo prácticamente inexplicable.

Cuando se habla de necesidad ¿es realmente una necesidad el amor? Si consideramos que el amor es una consecuencia de estar vivo, negar el amor sería negar la vida y por tanto nos encontraríamos ante una disfunción de la persona, un muerto en vida.

Son muchas las clases de amor que se han intentado clasificar a lo largo de los siglos, pero eso no es realmente amor. Culturalmente yo distingo el amor de otras dos versiones menores, que no son amor pero forman parte de él:

-          Cariño: es el peldaño anterior al amor. Sientes que la persona te completa y te preocupas ella.
-          Afecto: el nivel más bajo, que solo implica la inclinación positiva hacia el otro.

El amor posiblemente ha rellenado más hojas en la historia que ninguna otra materia. Desde el punto de vista científico también ha sido objeto de estudio. La explicación biológica vendría a decirnos que el amor solo responde a nuestra programación genética, el instinto, para garantizar la supervivencia de la especie y del individuo.

Al hablar de la especie, vertiente altruista,  volveríamos sobre los pasos del ciclo de la vida: nacer, crecer, reproducirse y morir; y al hablar del individuo, vertiente egoísta, lo haríamos del completarse. En conjunto tendríamos la vida del ser, porque de la unión de ambos se aprecia la perpetuación de la rueda que gira sin fin, desde el punto de vista científico. Pero hablar desde esta perspectiva es un reduccionismo puro, en tanto que puede haber unión sexual en base a la atracción física, producirse procreación, pero no haber amor por ninguna parte.

Si entramos en un terreno más avanzado, el de la psicología, nos encontramos con la teoría triangular del amor de Robert Sternberg, que describe el amor como una relación interpersonal cimentada en tres pilares:

-     - La intimidad: el conjunto de sentimientos compartidos por la pareja que en base a la confianza y la reciprocidad promueven el acercamiento y permiten la unión.
-      -  La pasión: es la necesidad de la unión con el otro, con la componente del deseo sexual y romántico y la excitación psicológica.
-      -   El compromiso: la decisión de amar a la otra persona a corto plazo y planificar conjuntamente a largo plazo. Luchar por mantener ese amor, tanto en los buenos como en los malos momentos.

En base a esta trinidad el autor entiende distintas clases de amor dependiendo de si cuentan o no con uno de los pilares, considerando que el amor consolidado, el más difícil de alcanzar y mantener, es aquel que cuenta con intimidad, pasión y compromiso. ¿Y porque no agregar la empatía? La identificación con el otro va más allá de la intimidad y la pasión pues vendría a ser el auténtico sentimiento de ser completado ¿y la confianza? ¿Es lo mismo hablar de confianza que de intimidad? ¿Por qué no hablar de desnudez? ¿No sería el amor verdadero una auténtica fusión de seres tanto a nivel mental como puramente biológico?

El amor es una energía que solo sabes que está, pero no la entiendes.  Se habla de mariposas en el estómago, del corazón desbocado. Solo sabes que está pero no lo entiendes. Es una energía que te hace sentir bien, estar feliz, pleno. Te preocupas por otra persona, quieres su bien y lo pasas mal si ella también lo pasa. Es la complicidad, la empatía, las ganas de estar junto a ella. Hace que te muevas, que intentes superarte y dar lo mejor de ti. En definitiva, solo sé que no sé.


Como decía al principio, para mí el hablar de amor es como intentar poner puertas al campo. Intenté buscarle una explicación pero me doy cuenta de que es inexplicable. Comencé a escribir esta entrada, con un título de lo más pretencioso, para intentar darle forma y nombre a algo que no lo tiene, y creo que no he fallado.  Solo sé que cuando es de verdad, está más allá de la capacidad de describir y explicar.  

viernes, 10 de abril de 2015

Wolverine

Wolverine, ese personaje ficticio de la compañía Marvel se ha venido traduciendo mal por estas tierras como lobezno. Lo cierto es que el wolverine es un animal bastante distinto de lo que sería un cachorro de lobo. En concreto dicho animal es más conocido como "Glotón" por estos lares y a él voy a dedicar esta entrada.

Esto es un lobezno
El Glotón o "Gulo gulo", es un animal carnívoro perteneciente a la familia de los mustélidos (la misma que las nutrias o las comadrejas) que tiene una reputación de voraz y violento. De apariencia similar a un oso pequeño (se le llama también "skunk bear", es decir, oso-mofeta) tiene una fuerza descomunal en relación a su tamaño y es capaz de abatir presas bastantes mayores que él.

Esto es un Wolverine
Un glotón adulto tiene el tamaño aproximado de un perro mediano, lo que sería una longitud que ronda entre los 65 y los 107 cm, con un peso de unos 20 kilos (en casos excepcionales se ha llegado a ver ejemplares de 30 kilos) siendo los machos un 30% mayores que las hembras.

Esqueleto de un glotón
El pelo del glotón ha sido muy apreciado antiguamente, por su resistencia al agua y su capacidad de aislante, por los cazadores de las zonas donde habita: Canadá y Rusia. En base a esta distribución se distingue entre los glotones del viejo y del nuevo mundo (se cree en base a evidencias cientificas, que los ejemplares de Canadá provienen de una pareja que habría llegado a través del llamado "puente de Beringia").

Distribución mundial del glotón en estado salvaje
Como decía al comienzo de la entrada, el glotón es conocido por su apetito voraz por lo que el rango de animales que son parte de su dieta es bastante extenso, incluyendo desde gusanos, raíces de árboles, huevos, puerco espines, lemmings y conejos, hasta otros depredadores como son zorros, linces y lobos. Nos encontramos ante un todoterreno alimenticio.

Enseñando los dientes
En cuanto a su conservación mundial no hay información concluyente al respecto. Se cree que la especie goza de buena salud, pero al tratarse de un animal solitario y esquivo hace que sea muy difícil contar con datos exactos al respecto.

Cría de glotón
Por sus especiales características el glotón ha gozado de impacto en las culturas que han tenido contacto con él. En la actualidad es la mascota del Estado de Michigan y de la Universidad de dicho Estado, y para el pueblo indígena de los Innu (Quebec, Canada) es uno de los creadores del mundo. En definitiva ¡mejor no encontrarse con uno! y recordad que wolverine y lobezno distinta cosa son.

En estado "cariñoso"

lunes, 30 de marzo de 2015

Un caballero en la encrucijada

Viktor Mijálovich Vasnetsov (15 de mayo de 1848 - 23 de julio de 1926)  fue un pintor ruso especializado en temas mitológicos e históricos. En esta entrada voy a hablar de la que posiblemente es una de sus obras más conocidas: "El Caballero en la encrucijada", óleo sobre lienzo, pintado en 1882, que se encuentra en la actualidad en el Museo Estatal Ruso de San Petesburgo.

Bocetos del autor de mediados de 1870.

Como toda buena obra que se precie, esta lleva un periodo de gestación. En concreto los primeros dibujos de este cuadro se remontan a la década de 1870, siendo su primera representación completa del "Caballero" de 1877 (nombre con que se conoció este primer cuadro) expuesto gracias a la "Sociedad de Exposiciones de Arte Ambulante" o "Peredvizhniki"(un grupo de artístas realistas rusos, de la que fue miembro a partir de ese momento). 

"El Caballero". 1877.
Pese a que obtuvo la aprobación de la crítica, el autor siguió trabajando en su obra hasta llegar al cuadro final "canónico" de 1882, para Savva Ivanovich Mamontov, hombre de negocios y filántropo ruso que ya había comprado otros trabajos del autor como "La alfombra voladora" (1880)

"El Caballero en la encrucijada". 1882.
El motivo del cuadro es uno típico dentro del folclore ruso y posiblemente común en todas las culturas: la encrucijada en la cual todo el mundo puede llegar a encontrarse, esa situación dificil en la cual no se sabe que conducta seguir. En concreto el cuadro refleja la situación del caballero en un cruce frente a una inscripción que le indica las consecuencias de seguir un camino u otro. La inscripción de la piedra es la siguiente:

"Si vas  a la izquierda, perderás tu caballo. El camino del medio conduce al hambre y al frío. Si vas a la derecha, perderás tu cabeza".

Algunos autores consideran que pintor intentaba mostrar la dificultad de los ideales (representados en el caballero) frente a la realidad (los caminos a seguir) lo que dotaría al cuadro de un trasfondo pesimista o cinico. Pese a todo su autor a pasado a la posteridad como uno de los grandes pintores rusos. En reconocimiento a él, en 1978 se nombró el planeta 3586 como Vastenov y en 2013, con motivo del 165 aniversario de su nacimiento, el buscador ruso "Yandex" colocó al famoso caballero junto a su logotipo.

Yandex con motivo del aniversario del pintor


La importancia de la obra acompañó al autor incluso en su final, pues el caballero aparece gravado en la lápida de su tumba, en el cementerio de Vvedensky (o cementerio alemán) de Moscú.

Lápida de Viktor Mijálovich Vasnetsov
Tarde o temprano todos nos enfrentamos a encrucijadas. El problema no es cuando las tenemos que hacer frente, sobre todo si se tienen las ideas claras. El problema está cuando son otros quienes tienen que afrontarlas y sus decisiones no nos dejan indiferentes.

sábado, 28 de marzo de 2015

Bushido, el camino del samurai

Estamos en la época de la floración de los cerezos, la flor del samurái (una de las castas que existían en el Japón medieval). No puedo acreditarme como experto en la materia, pero tras haber leído numerosos libros al respecto en los últimos años, entre ellos "La cultura samurái: armas japonesas en las colecciones españolas", tesis de Luis Caeiro Izquierdo de la Universidad Complutense de Madrid, debo mencionar que siempre he sentido que tenemos una idea bastante artificial y cargada de romanticismo de la figura de los samuráis, desde sus rígidos ideales de conducta a través del "Bushido" ("el camino del guerrero", el código del samurái) o de sus rituales como el seppuku o harakiri (el acto de rajarse el abdomen con un cuchillo).

Flor de cerezo
Buena parte de culpa sobre la imagen idealizada de esta casta se le debe a Inazo Nitobe, autor del libro "Bushido: el espíritu de Japón" (que fue traducido al castellano del francés por el General Millán-Astray, fundador de la Legión española) y que ha sobrevivido hasta la actualidad a través de libros y películas como "El último samurái". En dicha película se nos muestra a Tom Cruise como un antiguo oficial de caballería alcohólico y con estrés postraumático, que tras ser capturado por samuráis y comenzar a vivir según sus métodos, vuelve a renacer. Pero pese a que se intente mostrar otra cosa, lo cierto es que el concepto de Bushido no fue conocido ampliamente en Japón hasta el siglo XX y que el libro de Inazo Nitobe sirvió de base moral para el militarismo fascista que desarrolló Japón hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. 

Inazo Nitobe
El libro existente más antiguo de Japón, "Kojiki", del Siglo VIII D.C, si bien contiene cuestiones relativas al espíritu y las virtudes militares, en ningún momento hace alusión al Bushido. Cosa distinta es el concepto de "Bushi" como idelización del guerrero que es a la vez "intelectual". En los relatos que llegan hasta el Siglo XVII no se puede hablar de Bushido como tal. Habría que esperar a la publicación del "Hagakure" de Yamamoto Tsunemoto (recopilado por su discípulo, Nabeshima Mitsushige, por las conversaciones mantenidas entre ambos en el periodo de 1709 a 1716) y a los escritos de Yamaga Soko, para comenzar a hablar de un intento de codificación de una suerte de ideales de conducta del guerrero. Lo cierto es que solo cuatro obras recogieron el término bushido con anterioridad a 1895 y que tras la publicación del libro de Inazo Nitobe, comenzó a crecer exponencialmente año tras año, especialmente gracias al uso abusivo que se dio por parte de las autoridades japonesas como herramienta propagandística, haciendo énfasis en valores de lealtad y sacrificio, como se puede apreciar en la Segunda Guerra Mundial con las conocidas "cargas banzai" y los "kamikazes".

Kamikazes antes de partir

En ningún momento debe negarse la existencia de una tipo de ideal de conducta o de honor para la clase samurái, (algunos autores consideran que el “kakun”, conjunto de reglas por las cuales se organizaban las casas, como un ejemplo de código de conducta, en la medida que servían como directrices éticas a los hijos a fin de favorecer el continuismo y la supervivencia de los clanes) pero no puede afirmarse la codificación del mismo como tampoco que se tratase de un ideal cerrado. Puede hablarse de un tipo de educación que hacía hincapié en el entrenamiento en las artes de la guerra y la filosofía confucionista y budista, pero hablar de un código al uso sería hablar de mitología, más si pensamos en que la ocupación del samurái era la guerra y el haber seguido un código de honor habría sido un obstáculo a su supervivencia y a la victoria, fin último del guerrero. Lo mismo sucede con el concepto del “ninja” o “shinobi” tan mitificado y distorsionado a través del tiempo, cuando realmente se trataban de un número de estrategias, realizadas muchas por samurais, que consistían en acciones de incursión en territorio enemigo, así como asesinatos selectivos o espionaje.

Samuráis con armadura, foto de Kusakabe Kimbei

Para un mejor análisis del libro de Inazo Nitobe, voy a hacer un breve resumen de su biografía. Nacido en 1862 en la prefectura de Iwate, en el seno de una familia samurái en la época en que estaban a punto de desaparecer y sus labores distaban lejos de las clásicas de fieros guerreros (siendo reconocida su familia por la implantación de técnicas de regadío para cultivos) se trasladó con nueve años a Tokyo a vivir con su tio y sería en este periodo donde aprendió a hablar correctamente en inglés. En el año 1877 se trasladó a Hokkaido, matriculándose en el "Sapporo Agricultural College" que había sido por William S. Clark, un devoto calvinista, y sería aquí donde Inazo abrazó la fe cristiana. En 1884 viajó a los EEUU matriculándose en la Universidad John Hopkins y posteriormente continuó viajando por el mundo (llegó a trabajar para la Sociedad de Naciones). En aquellos años occidente tenía la idea errónea de Japón como una nación guerra inalterada y regida por la aristocracia militar. Fue en estos años cuando el autor comenzó a escribir su libro a fin de mostrar otra imagen de lo que "realmente" era Japón.

Para ello fusionó la cultura japonesa con la ideología occidental, mostrando los samuráis con tintes de la caballería occidental y de la moralidad cristiana, haciendo un notable esfuerzo de citación de autores occidentales como Shakespeare, Federico el Grande y Bismarck entre otros y la Biblia, lo que denota una carencia de fuentes endémicas. Llega incluso a justificar que la práctica del seppuku o "suicidio ritual" bajo prismas cristianos, en base al alma. Considera que tanto para la tradición occidental como oriental el alma reside en el estómago, con lo que llega a exaltar este tipo de suicidio como un acto sagrado, que servía de “salida” ante la comisión de actos deshonrosos (aunque lo cierto es que no se realizaban tantos ni tampoco era lo habitual que ante este tipo de actos la gente se quitase la vida, como nos transmite la imagen romántica del asunto).  Lo cierto es que era una pena de muerte en toda regla. El acto lo general era una dramatización en la que el reo, por pertenecer a esta casta, gozaba del privilegio de hincarse un cuchillo en el vientre a fin de mostrar su valor, aunque tampoco era raro que se hiciese el paripé con un cuchillo falso de madera, para ser rápidamente decapitado por su ejecutor en el acto.


Representación de un seppuku
Lo mismo ocurre con las espadas (katanas)  como representaciones del espíritu del samurái. Resulta gracioso que la idea que todo el mundo tiene del samurái es la del guerrero que lucha con una espada, cuando realmente el arma predilecta de ellos era el arco (principalmente usado a lomos de un caballo, debido a que gozaban del privilegio de poder montar, y por los efectos de velocidad de ataque que les confería). Siempre se ha presentado el rechazo del samurái al uso de las armas de fuego por considerarlas un arma deshonrosa pero ¿no es acaso cierto que el arco, como arma de distancia, podría ser considerado igual de deshonrosa que las armas alimentadas de pólvora? Y lo mismo podríamos considerar del caballo, que dotaba de una posición elevada, asi como la mayor velocidad de ataque, que se traduce en una mayor “seguridad” en la batalla. Por eso mismo vemos que es una construcción ficticia la del samurái y su espada como sinónimos del honor (cosa distinta es la de ser considerada como elemento de status).


Samuráis durante la guerra boshin
Lo que vemos a través del relato de Nitobe es una manipulación de la tradición japonesa que dignifica incluso el seppuku, con el fin de cambiar la visión que se tenía en occidente del país nipón. Debemos recordar que en aquella época el orgullo nacional de Japón había sido herido al verse visto obligado a abandonar su antigua configuración en pos de la modernidad por imposición de las potencias extranjeras. Y realmente ni dentro de la propia casta samurái todos sus miembros gozaban de los mismos privilegios de status y riqueza, pues la gran mayoría era clase baja y fueron muchos los que abandonaban la casta para poder dedicarse a labores de artesanía o ser incluso agricultores a fin de poder subsistir. Pese a ello, tal y como se iba aproximando el final de esta casta se sucedieron rebeliones  fin de mantener los intereses de los samuráis de clase alta como fue la Rebelión de Satsuma en 1877, cuando lo cierto es que la supresión de la misma era una oportunidad de prosperidad para muchos que por fin veían como podían huir de un sistema hereditario de pervivencia en un orden social por causa de nacimiento, que impedía cualquier capacidad de mejorar en la vida.


Imagen de la noticia de la Rebelsión de Satsuma de Le Monde Illustré, 1877
El libro se convirtió en todo un éxito tras su publicación: se cuenta que el Presidente Teddy Roosevelt llegó a comprar sesenta ejemplares para regalarlo entre familiares y amigos y que sirvió de inspiración para Balden-Powell, fundador de los Boy Scouts y para el General Millán-Astray, fundador de la Legión española. Pero lo cierto es que en Japón (país que tardó algunos años en publicar el libro) recibió críticas diversas por sus inexactitudes y no fue tomado en serio por la comunidad universitaria del país, llegando a ser considerado como una cristianización del Bushido. Otros criticaron también el excesivo lavado de cara de un grupo social cuyo aporte a la historia de Japón se tradujo en un dispendio considerable de recursos económicos así como en el atraso del propio país.

El caballero errante, de John Everett Millais
Podemos hablar lo mismo de los “códigos de caballería” que se transmitieron en la Edad Media en occidente, cuya principal diferencia es que se podría hablar de una verdadera obra que recoge dicho ideario: "El libro de la orden de caballería" de Ramon Llull (escrito entre 1274 y 1276) así como las reglas por las que se regían las distintas ordenes, frente a Japón, que solo contaría con el "Hagakure", posterior en el tiempo a los verdaderos samuráis como casta guerrera y no como burócratas.

Ramón Llull
Si bien los códigos de conducta resultan atractivos en la medida de que ofrece una visión romantizada del buen hacer, lo cierto es que estos ideales han sido creados a lo largo del tiempo de acuerdo a los intereses de los gobernantes, sin que atiendan a un fundamento histórico real de implantación efectiva en un grupo determinado. En la casta de los samuráis habría como en todas partes, tanto gente virtuosa como deleznables, pero la visión explotada y manida en la actualidad de ellos responde más a intereses de consumo de masas, que a un verdadero código que nunca existió (como tampoco se pueden hablar de las “ocho virtudes del Bushido”, que es en realidad fruto de una obra de Tim Clarke del mismo nombre). Por eso al hablar de “Bushido” realmente no se puede hablar de un código, pues no se trata de una recopilación de leyes ni de normas. Pese a todo, en los últimos tiempos se ha hecho extensiva la creencia de esta filosofía al ámbito de la empresa y de la vida personal. Muchas veces se intenta dar solución a los problemas presentes buscando soluciones en el pasado y para qué negarlo, si mediante visiones idealizadas se logra alcanzar el bien, aunque sea mediante construcciones ficticias, no seré yo quien arroje la primera piedra.




lunes, 16 de marzo de 2015

El anillo de poder

Los anillos de poder hunden sus raíces en lo más profundo de la mitología de cada pueblo, comenzando por el anillo de Gyges (tal y como contaba Platón en “La República”) que confería a su portador la capacidad de volverse invisible, pasando por el personaje de “Las Mil y una noches” Aladino (mutado por las artes modernas) que tenía un anillo con un djinn o lo que conocemos como “genio de la lámpara”, y así podemos llegar al anillo de los Nibelungos o al más famoso anillo de poder del Señor de los Anillos, parte de la mitología contemporánea.

Los mitos perduran de generación en generación
Dentro de la época que nos ocupa, sin pretender quitar importancia a otras piezas de joyería que han tenido una larga andadura en el campo de las leyendas, me voy a detener en una muy especial: el anillo de linterna verde (Green lantern). Hablamos de un personaje de comic, un superhéroe que ha contado con un par de versiones a lo largo del tiempo. El original parte de Julio de 1940 (la conocida como Edad dorada del comic) pero no es esta la versión a la que me voy a referir, sino a la de octubre de 1956 (de la Edad de plata) que dio origen a todo un microcosmos de “mitología moderna” dentro de la cultura pop.

Green Lantern
El personaje se llamaba Hal Jordan, un piloto aéreo de pruebas (como su padre antes que él) que vio como este moría cuando falló su aparato durante un vuelo. La historia ciertamente es algo plana, como lo eran todas en aquella época: militar, temerario, piloto de pruebas y con la típica “amiga” con una tensión sexual no resuelta. Todo esto cambia cuando un extraterrestre llamado Abin Sur, miembro de una especie de cuerpo policial intergaláctico (the Green Lantern Corps) cuya misión es velar por la paz en el cosmos, se cruza en su camino. Para ello se sirven de un anillo de poder (conocido como "el arma más poderosa del universo") que es capaz de materializar los deseos de su portador y se alimenta del valor y la fuerza de voluntad de quien lo porta a través de una especie de candil y recitando un juramento, dotando de capacidades que rivalizan con las de Superman de igual a igual. El pobre alienígena estrella su nave en la Tierra y viendo que va a morir a causa del accidente ordena a su anillo que busque un sucesor de su puesto, llegando así a Hal Jordan que era el que se encontraba más cerca y pasándole el “manto” como nuevo “Green lantern” (cosa que ha ocurrido en varias ocasiones).

Hal Jordan y Abin Sur
A lo largo de las décadas esta historia ha sufrido alguna variación gracias a eso que conocemos como retroactividad, elemento muy habitual y usado dentro del mundo del comic, que permite adaptar las historias a los nuevos tiempos. Así hemos visto como surgían nuevos anillos acorde a otras fuerzas, hasta llegar a cubrir prácticamente todo el espectro del arcoíris, como se pudo ver durante el evento conocido como “La noche más oscura” y que simbolizaban distintos sentimientos (ira, miedo, avaricia, compasión, amor, esperanza, etc.). Cuando todas las frecuencias visibles están presentes por igual, el efecto es el “color” blanco y como tal el blanco tiene su cometido también en estas historietas y que simboliza la vida. Llegamos así a la última manifestación de los llamados “anillos de poder”: el anillo blanco / el anillo de la vida.

Todo el espectro lumínico
La importancia que tiene este superhéroe es que puedo serlo cualquiera con el anillo. Así hemos visto personajes de cualquier sexo y raza como portadores del anillo, pero ojo, para ello tiene que tratarse de alguien apto para ello, pues debe tener una gran fuerza de voluntad y una gran capacidad de sobreponerse al miedo y a las situaciones adversas. Esto, que no son más que fabulas infantiles, esconde una realidad: todos podemos ser héroes si estamos hechos de la pasta necesaria. Eso sí, no va a aparecer nadie a daros un anillo por muy capaces que seáis porque eso solo pasa en la ciencia ficción ¿o puede que no? Si algo vagamente similar te llega a pasar, no busques explicación más allá de que eres especial y te consideran así. Solo recuerda una cosa: cuando mires a las estrellas, todos estamos debajo de ellas, estemos donde estemos.

In brightest day, in blackest night,
No evil shall escape my sight.
Let those who worship evil's might
Beware my power--Green Lantern's light!